El perro es el mejor amigo del hombre,

el hombre, a veces, es su peor enemigo.

 

Av. Venustiano Carrranza 79 · Cuautepec Barrio Bajo · Del. Gustavo A. Madero, México, D.F.

Tels.: 22.07.27.86 · 53.69.96.52 · (044 55) 91.43.52.84

Correo-e: info@properro.org.mx.mx.mx

Principio Misión Instalaciones Cómo ayudar Artículos Otros vínculos
 

 

¡¡ Felicidades Protectores !!

 

Las calumnias periodísticas, las críticas crispadas de los que se dicen (se creen) inteligentes, las mentiras de las autoridades capitalinas, la violencia de las fuerzas represoras no son otra cosa sino signos de que VAMOS POR BUEN CAMINO.

 

Cuando no hay razones se recurre a los insultos; cuando no hay verdad se recurre a las mentiras; cuando no hay valor se recurre a la violencia.

 

Y esto es exactamente lo que sucede: la razón, la verdad, el valor están de nuestro lado, del lado de quienes defendemos el respeto a la vida, la superioridad de la inteligencia y la sensibilidad, la dignidad del animal no humano y del verdadero Hombre.

 

Por eso ellos, los que recurren a la mentira, al insulto y la violencia (“periodistas”, “intelectuales”, “autoridades”, todos entrecomillados para no ofender a los que realmente hacen honor a su quehacer) están reaccionando de esa manera.

 

Por eso nosotros, los que esgrimimos la verdad, el respeto y el amor (Protectores de los Derechos de los Animales Humanos y No Humanos, todo con mayúsculas), no debemos perder nuestro valioso tiempo y energías en contestar a palabras necias y argumentos incoherentes.

 

De nuestro lado están Gandhi, el XIV Dalai Lama, Einstein, Nietzsche, Buda, Schopenhauer, Madre Teresa, Juan Pablo II, Francisco de Asís, Leonardo da Vinci, Jesús, Kant, Albert Schweitzer y tantos otros mujeres y hombres que constituyen lo más alto de la humanidad, los seres más creativos y productivos, los que han censurado la crueldad contra los animales, los que han hablado de amor, los que han ELEVADO a la humanidad.

 

 

De su lado están Hitler, Pinochet, Bush, el Negro Durazo, los que imponen a golpes sus “ideas”, los amantes de las peleas de perros y gallos, las mujeres que visten pieles para encubrir su pobreza, los escritores frustrados, los necrófilos, los que gustan de ver espectáculos de sangre y muerte, en fin, los que REBAJAN a la humanidad.

 

No les parece suficiente razón para FELICITARNOS.

 

No nos pongamos a la bajura de los que ya están tan abajo.

 

Sigamos, más bien, el ejemplo de esos grandes hombres y mujeres que encabezan nuestra causa, nuestro grupo, nuestros objetivos.  Tomemos como modelo de pensamiento y acción a aquellos que han dado hasta su vida por la vida de otros.

 

Respondamos a los insultos con silencio, a la violencia con serenidad, a las mentiras con verdades, a la tontería con inteligencia, y a la mezquindad con grandeza de espíritu.

 

Es más, cada uno de nosotros, apoyados en nuestras creencias, en nuestra fe o convicciones, en ese amor que nos lleva a defender a los seres más vulnerables de la sociedad, enviemos nuestros mejores sentimientos y pensamientos a los que hoy, por IGNORANCIA, creen todavía que divertirse con el dolor de otros es algo “natural”, que es “cultura”, que es “arte”.

 

Basta repasar las dos listas de nombres para saber dónde se encuentra la verdadera grandeza humana, lo mejor de la humanidad.

 

No nos ocupemos, pues, de lo que no vale la pena, y concentremos todos nuestros esfuerzos en lograr que nuestras acciones a favor de los animales no humanos sean cada vez más sólidas, más poderosas, más eficaces, como ya lo están siendo, a juzgar por lo que hemos visto y leído en los últimos días.

 

Por eso, volvemos a decirles a todas y todos los Protectores: ¡Felicidades! ¡Vamos por buen camino!

 

Lorena Murillo

Antemio Maya